Cómo almacenar CBD

Si es nuevo o un usuario habitual de CBD, hay algunos consejos que vale la pena tener en cuenta para obtener todos los beneficios y la vida de su compra.

Para conservar la potencia y la frescura, todo lo que se necesita es un poco de cuidado y precaución.

Lo mejor es comprar sus aceites en recipientes opacos. Estos bloquean cualquier luz extrema, que puede ser dañina para los aceites.

La exposición a calor extremo (digamos si vive en un país cálido, donde también puede ser húmedo) también puede tener un efecto perjudicial. En este caso, el CBD se puede almacenar en el refrigerador y volver a temperatura ambiente cuando se administra.

El oxígeno también puede alterar la dinámica del CBD, por lo que es importante mantener sus envases herméticos.

Es posible congelar el aceite de CBD, aunque descongelarlo parece alterar sus propiedades, y después no parece lo mismo. Nuevamente, las temperaturas extremas tienen un efecto adverso.

Los productos de CBD tienen una vida útil de alrededor de un año.

A menudo comprobamos si las cosas se han 'ido' con nuestras narices. El olor habitual del CBD es un olor suave, aceitoso y agradable. Si por alguna razón la vida de su CBD ha expirado, experimentará un olor indudablemente rancio.

 

 

 


Entrada más reciente Entrada más reciente