CBD (cannabidiol) y pérdida de peso

Nuestra salud y bienestar son fundamentales para una buena calidad de vida.

El factor más importante para mantenerse saludable es nuestra dieta. Lo que ponemos en nuestro cuerpo en forma de comida y bebida determina cómo nos sentimos y nos vemos.

Hay muchas dietas que prometen resultados positivos y una pérdida de peso garantizada, pero idealmente se necesitan cambios en el estilo de vida si queremos mantener nuestros objetivos.

Educarnos sobre la nutrición y el ejercicio físico alcanzable es clave para una pérdida de peso exitosa. Las dietas caprichosas para soluciones rápidas, es decir, brebajes de hierbas, bebidas dietéticas, tabletas, que eliminan ciertos grupos de alimentos, pueden dar resultados rápidos, pero no son ideales. Estos tipos de regímenes de pérdida de peso no son realistas. No son una solución a largo plazo y pueden ser difíciles de mantener. A veces, las dietas estrictas pueden hacer más daño que bien.

Una dieta equilibrada se logra al incluir una variedad de diferentes grupos de alimentos en nuestras 3 comidas al día.

Las frutas y verduras recién preparadas, el pescado, las carnes blancas, las legumbres, las semillas y los frutos secos nos asegurarán la ingesta diaria recomendada de vitaminas y minerales. Una buena variedad de alimentos asegurará que mantengamos nuestros objetivos, y los bocadillos entre comidas deben limitarse a opciones saludables.

Cambiar las bebidas dulces y azucaradas por agua pura asegurará que las toxinas se eliminen de nuestros sistemas. El agua nos ayuda a digerir los alimentos, nos da energía y mantiene nuestras funciones corporales en movimiento.

Es una buena idea planificar con anticipación. La preparación de comidas es una forma conveniente de administrar nuestra dieta, a veces no hacerlo puede resultar en comer bocadillos poco saludables para evitar el hambre.

Los productos de CBD, como las flores y el aceite de CBD, pueden ayudar a perder peso. Los estudios han demostrado que el CBD (cannabidiol) puede acelerar el metabolismo y, en consecuencia, quemar el exceso de calorías.

Se ha demostrado que el CBD quema la grasa corporal y también reduce el apetito. El aceite de CBD tiene alrededor de 100 calorías por cucharada, siendo un aceite, esta es una noticia alentadora.

Además, el aceite de CBD tiene un alto nivel de ácidos grasos omega, este es un suplemento favorable para proteger contra las enfermedades cardíacas, a menudo incurridas por nuestras malas elecciones de alimentos dentro de nuestra dieta.

Las flores y el aceite de CBD se pueden agregar fácilmente a los platos sin alterar el sabor general. El aceite también se puede administrar debajo de la lengua, por lo que puede ser muy versátil.

Las regulaciones europeas garantizan que el CBD es un suplemento seguro de usar. Tampoco es adictivo y está ampliamente disponible a un costo razonable.

 

 

 


el artículo anterior próximo artículo