Cultivo de CBD

El cultivo de CBD ha crecido en todo el mundo en los últimos años debido a los beneficios cada vez mayores que puede brindar este súper suplemento.

El CBD se deriva del cáñamo y el cáñamo es un miembro de la especie de planta cannabis sativa L.  

El cáñamo se ha cultivado durante siglos y ha sido, y sigue siendo, una buena fuente para fabricar fibra, aceite, plásticos, combustible y muchos otros productos básicos.

El cáñamo también se cultiva por sus semillas. El valor nutricional no debe subestimarse y ahora se reconoce como un "superalimento". Las semillas contienen proteínas, magnesio, fósforo, zinc, cobre, manganeso, vitamina E, así como ácidos grasos Omega-3 y Omega-6. ¡Una potencia para cualquier dieta!

El CBD se cultiva de manera similar a la planta de marihuana. Mientras que el CBD crece alto y delgado, la marihuana crece hasta convertirse en un arbusto relativamente espeso con cogollos.  

La técnica de cultivo entre marihuana y CBD es un arte en sí mismo. Los niveles de THC (tetrahidrocannabinol) en la marihuana pueden estar entre el 5 y el 30%. Este es el elemento psicoactivo de la planta y le da al consumidor la sensación de estar "drogado", con experiencias que alteran la mente.

Mientras que el CBD (cannabidiol) tiene que tener niveles de THC no superiores al 0.3%, no solo para ser legal, sino también para tener un efecto no psicoactivo en el consumidor.

El cáñamo es una planta relativamente fácil de cultivar y crecerá en casi cualquier lugar. Aunque para obtener un resultado de calidad superior, factores como el suelo en el que se cultiva tienen que ser correctos. El cáñamo se puede adaptar a muchos suelos diferentes, pero le gustan los suelos profundos, ricos en materia orgánica, sueltos.

Al cáñamo le gusta un clima suave y húmedo con lluvias ocasionales. El cáñamo industrial es excelente para mantener a raya las malas hierbas, lo que afortunadamente le ahorra al cultivador mucho trabajo.

Alimentar, fertilizar y regar el cáñamo también es importante. Los diferentes cultivadores utilizan diferentes productos y técnicas, todos creen que lo que utilizan dará como resultado un producto final de primera calidad.

Se recomienda que se busquen análisis de laboratorio regulares del cáñamo cultivado. Esto garantizará que los niveles de CBD / THC sean seguros y legales.

Las normas y directrices europeas garantizan la seguridad y la confianza con el uso de CBD, además de mantener un producto de primera calidad.

 

 


el artículo anterior próximo artículo